Recetas de cócteles, licores y bares locales

El jarabe de arce es mucho más saludable de lo que pensaba (con 5 increíbles recetas de arce)

El jarabe de arce es mucho más saludable de lo que pensaba (con 5 increíbles recetas de arce)

Pensamos que lo sabíamos todo. Pensamos que el jarabe de arce y los panqueques iban de la mano y que (aunque los panqueques se disfrutan en todo el mundo) El jarabe de arce era una sentencia de muerte por alimentación saludable. Oh, cómo no podríamos haber estado más equivocados.

Haga clic aquí para ver las cosas que no sabía sobre el jarabe de arce.

El jarabe de arce es saludable, y esperamos justificar su adicción al jarabe de arce en el transcurso de las próximas oraciones. Como la miel, el jarabe de arce es una fuente natural de dulzura pegajosa, y es un Opción edulcorante viable y asequible frente a los recientes impuestos al azúcar..

Está lleno de antioxidantes, tiene un índice glucémico bajo y es rico en zinc, manganeso, calcio y potasio. Adicionalmente, un estudio reciente de la American Chemical Society demostró que hay ingredientes clave en el jarabe de arce que pueden ayudar a proteger nuestro cerebro contra la enfermedad de Alzheimer (o prolongar la vida útil de quienes ya padecen la enfermedad). ¿Tu mente ya ha volado?

Por supuesto que estamos hablando de puro verdadero jarabe de arce aquí. Manténgase alejado de esa basura que tiene jarabe de maíz, sabores artificiales y otros ingredientes sintetizados y no naturales. Lo real es tan increíblemente bueno que incluso puede hidratarte. Empresas como DRINKmaple confían en ello:

“DRINKmaple es el agua pura y refrescante que se recolecta de los arces de Vermont en la primavera. Es naturalmente hidratante, con solo un toque de arce, y está repleto de nutrientes ".

Junto con DRINKmaple, Omni Hotels & Resorts, clasificada como "La más alta en satisfacción de los huéspedes entre las cadenas hoteleras de alto nivel" según el Estudio del índice de satisfacción de los huéspedes de hoteles en América del Norte de 2015 de J.D. Power, está a la vanguardia de la inevitable tendencia del arce real.

Omni Hotels & Resorts se enfocará en el arce este verano. Está creando un menú completo dedicado a platos y cócteles con jarabe de arce real, que estará disponible en propiedades en todo el país. Tenemos cuatro excelentes recetas de los chefs ejecutivos Daven Wardynski y Andre Natera de Omni Hotels & Resorts, así como una receta de cóctel del mixólogo de la marca Omni, Kim Haasarud. Empecemos por ahí.

Cada vez escuchamos más lo malos que son el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y el azúcar. Los edulcorantes naturales como el arce son alternativas fantásticas, ya que brindan la misma dulzura cuando se mezclan con otros ingredientes. Tomemos los cócteles, por ejemplo, en casi todos se usa almíbar simple. ¿Por qué no reemplazar el jarabe simple con arce, haciéndolo más natural y saludable en el proceso? Eso es exactamente lo que Kim Haasarud ha hecho con este delicioso y dulce giro del galgo, el cóctel de galgo doble pomelo.

Haga clic aquí para ver la receta del cóctel Double Grapefruit Greyhound.

¿Busca un bocadillo dulce y picante para llevar a la barbacoa del jardín de su vecino? Intente preparar una gran cantidad de deliciosa y nutritiva salsa de arce y piña.

Haga clic aquí para ver la receta de salsa de piña y arce.

¿No eres una persona de piña? ¿Qué tal el tocino? A todo el mundo le encanta el tocino (estamos bastante seguros de que los veganos, aunque nunca lo admitirán, incluso se sienten tentados por el tocino), y esta receta de Maple-Bacon Jam es una forma deliciosa de disfrutarla.

Haga clic aquí para ver la receta de mermelada de tocino y arce.

Aproximadamente el 50 por ciento del equipo de fútbol de su hijo duerme en su sótano este fin de semana. ¿Cómo los alimentarás? Simple: inventa un gigante lote de Granola Savory, colóquelo en un recipiente y deje que los niños lo hagan.

Haga clic aquí para ver la receta de granola salada.

Si está buscando incorporar jarabe de arce en un plato principal, el pescado es el camino a seguir. Una losa sana de salmón de Alaska capturado en la naturaleza puede experimentar una gira mundial culinaria cuando se mezcla con el cardamomo de la especia india y un poco de jarabe de arce oscuro, auténtico y puro de Canadá. A continuación, le indicamos cómo hacerlo:

Haga clic aquí para ver la receta de salmón con cardamomo y arce.

La presentación de diapositivas adjunta es proporcionada por la colaboradora especial de The Daily Meal, Emily Alford.


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío exterior canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé por completo de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera del refrigerador, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío aire libre canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé por completo de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera de la nevera, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío aire libre canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera del refrigerador, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío exterior canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera del refrigerador, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo estuviera ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío exterior canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé por completo de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera del refrigerador, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una gran cuchara de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío aire libre canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé por completo de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera de la nevera, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque aproximadamente 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. Le pediría amablemente a alguien que me lo alimente con una cuchara grande de madera y ni siquiera me preocuparía por arruinarme el apetito o partirme los pantalones. Qué manera tan gloriosa de patear el cubo.

Quería hacer mantequilla de arce desde que visité por primera vez una granja de arces cuando era niña. Nos enviaron a casa con dulces de hoja de arce (el comienzo de una obsesión de toda la vida) y yo miraba con asombro con mis compañeros de clase mientras los adultos nos mostraban enormes ollas de jarabe hirviendo en el frío aire libre canadiense. La mejor parte fue cuando arrojaron almíbar a la nieve y se convirtió en grandes trozos de caramelo de arce para comer. Los niños, por supuesto, pensamos que eso era mágico. Aunque era muy joven, esta experiencia me inculcó una cálida curiosidad por la comida de la naturaleza y un interés por hacer cosas desde cero.

En caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados, la mantequilla de arce (o crema de arce) es jarabe de arce puro que ha sido hervido a una cierta temperatura, dejado para que baje la temperatura y luego batido / revuelto como loco durante unos buenos 30-35 minutos. . Esta técnica es un trabajo duro, pero ciertamente no me arrepiento de haberlo hecho. Sin embargo, estaba agradecido de que Eric me ayudara a remover. Cada 5 minutos cambiábamos para que una persona pudiera descansar y ver a la otra gemir y quejarse de cuánto tiempo estaba tardando. Ok, ok, fue más como una división de 7 minutos a 3 minutos, pero ¿quién está contando?

Veinticinco minutos después de la sesión de agitación maratón de 35 minutos, la duda se apoderó de mí mismo. seguro que no se llevó a la temperatura adecuada o que no usamos el grado correcto de jarabe de arce.

Eric, como siempre, me muestra por qué no debería rendirme tan fácilmente. No solo con la cocina, sino con todo en la vida.

"Oh, funcionará, mantén la fe".

Justo ante mis ojos, el caramelo de color ámbar brillante se convirtió en una hermosa mantequilla bronceada mate. Fue la cosa mágica más gratificante.

¡Y luego pude lamer la cuchara de madera! ¡Y luego raspa la olla! De repente, me olvidé de mis brazos cansados ​​y cansados. Ahora podía escalar montañas.

Luego lo comimos en muffins. No hace falta decir que está "escondido" en la parte trasera del refrigerador, donde obviamente lo descubriré varias veces al día solo por coincidencia. ¿Mencioné que es bueno con avena? Y por bueno en avena me refiero a bueno en todo.

De todos modos, no es necesario que vuelva a escribir la receta hoy. No estoy reinventando la rueda, solo estoy usando una técnica que se ha explicado maravillosamente en otra parte. America's Test Kitchen tiene un video y me ayudó mucho.

Lo único que agregaría a sus instrucciones es probar su termómetro para dulces antes de comenzar. Simplemente hierva una olla de agua y asegúrese de que su termómetro marque alrededor de 212 F (el punto de ebullición del agua). Una vez que sepa que funciona correctamente, puede continuar con confianza. Ah, y también vale la pena mencionar que no debes tener niños o mascotas cerca al hacer esto. El almíbar es extremadamente caliente y peligroso, así que ten cuidado. Mi último consejo es aumentar el calor de forma bastante gradual desde el principio. Yo, por supuesto, puse el fuego del quemador a MAX y casi se desborda enviándome a un frenesí de pánico (como si no lo hubiera hecho ya). Estoy seguro de que la próxima vez será mucho más fácil ahora que sé qué esperar.

Una cosa más. Sketchie dice hola. … .Y deja de molestarme cuando duermo.

¿Alguna vez has probado la mantequilla de arce o has preparado algún tipo de caramelo en casa?


Mantequilla de arce pura (también conocida como crema de arce o la mejor crema para untar del mundo)

¿Sabes cuando alguien te pregunta qué te gustaría comer en tu última comida? Nunca sé qué diablos decir. Umm, ¿todo? Realmente hay tantos alimentos que adoro, como esta mantequilla de arce. Para ser honesto, nada me encantaría más que una enorme tina de mantequilla de arce en mi lecho de muerte. Ok, y tal vez un poco de leche de almendras casera para acompañarlo. I’d kindly ask someone to feed it to me with a big wooden spoon and I wouldn’t even worry about ruining my appetite or splitting my pants. What a glorious way to kick the bucket.

I’ve wanted to make maple butter since I had my first visit to a maple farm as a little girl. They sent us home with maple leaf candy (the start of a lifelong obsession) and I’d watch in awe with my classmates as the adults showed us huge pots of boiling syrup in the chilly Canadian outdoors. The best part was when they’d throw syrup onto the snow and it turned into big chunks of maple candy for us to eat. Us kids, of course, thought that was magic. Even though I was very young, this experience instilled a warm curiosity about food from nature and an interest in making things from scratch.

In case some of you aren’t familiar, maple butter (or maple cream) is pure maple syrup that has been boiled to a certain temperature, left to decrease in temperature, and then whipped/stirred like crazy for a good 30-35 minutes. This technique is hard-freaking-work, but I certainly don’t regret making it. I was thankful though that Eric helped me with the stirring. Every 5 minutes we’d switch so one person could rest and watch the other moan and complain about how long it was taking. Ok, ok, it was more like a 7 minute to 3 minute split, but who’s counting?

Twenty-five minutes into the 35-minute marathon stirring session, self-doubt crept in. I was seguro that it wasn’t brought to the right temperature or we didn’t use the right grade of maple syrup.

Eric, as always, shows me why I shouldn’t give up so easily. Not just with cooking, but with everything in life.

“Oh it will work, keep the faith.”

Right before my eyes, the shiny amber candy turned into a beautiful tan matte butter. It was the most rewarding, magical thing.

And then I got to lick the wooden spoon! And then scrape the pot! Suddenly, I forgot all about my tired, weary arms. I could now climb mountains.

Then we had it on muffins. Needless to say, it’s “hidden” in the back of the fridge where I will obviously discover it multiple times per day just by coincidence. Did I mention it’s good on oatmeal? And by good on oatmeal I mean good on todo.

Anyway, there’s no need for me to re-write the recipe today. I’m not reinventing the wheel, just using a technique that has been explained wonderfully elsewhere. America’s Test Kitchen has a video and it helped me a lot.

The only thing I would add to their directions is to test your candy thermometre before you start. Just bring a pot of water to a boil and make sure that your thermometre reads about 212 F (the boiling point of water). Once you know it’s working properly, you can proceed with confidence. Oh and it’s also worth mentioning that you shouldn’t have any kids or pets around when making this. The syrup is extremely hot and dangerous so be careful. My last tip is to increase the heat fairly gradually from the start. I, of course, cranked the burner heat to MAX and it nearly boiled over sending me into a panicked frenzy (as if I wasn’t already). I’m sure the next time will go much more smoothly now that I know what to expect.

Una cosa más. Sketchie says hi. ….and stop bugging me when I sleep.

Have you ever tried maple butter before or made any type of candy at home?


Pure Maple Butter (also known as maple cream or the best spread on earth!)

You know when someone asks what you’d want to eat for your last meal? I never know what the heck to say. Umm, everything?! There are really so many foods I adore, such as this maple butter. To be honest, I’d love nothing more than a huge vat of maple butter on my death bed. Ok, and maybe some homemade almond milk to wash it down. I’d kindly ask someone to feed it to me with a big wooden spoon and I wouldn’t even worry about ruining my appetite or splitting my pants. What a glorious way to kick the bucket.

I’ve wanted to make maple butter since I had my first visit to a maple farm as a little girl. They sent us home with maple leaf candy (the start of a lifelong obsession) and I’d watch in awe with my classmates as the adults showed us huge pots of boiling syrup in the chilly Canadian outdoors. The best part was when they’d throw syrup onto the snow and it turned into big chunks of maple candy for us to eat. Us kids, of course, thought that was magic. Even though I was very young, this experience instilled a warm curiosity about food from nature and an interest in making things from scratch.

In case some of you aren’t familiar, maple butter (or maple cream) is pure maple syrup that has been boiled to a certain temperature, left to decrease in temperature, and then whipped/stirred like crazy for a good 30-35 minutes. This technique is hard-freaking-work, but I certainly don’t regret making it. I was thankful though that Eric helped me with the stirring. Every 5 minutes we’d switch so one person could rest and watch the other moan and complain about how long it was taking. Ok, ok, it was more like a 7 minute to 3 minute split, but who’s counting?

Twenty-five minutes into the 35-minute marathon stirring session, self-doubt crept in. I was seguro that it wasn’t brought to the right temperature or we didn’t use the right grade of maple syrup.

Eric, as always, shows me why I shouldn’t give up so easily. Not just with cooking, but with everything in life.

“Oh it will work, keep the faith.”

Right before my eyes, the shiny amber candy turned into a beautiful tan matte butter. It was the most rewarding, magical thing.

And then I got to lick the wooden spoon! And then scrape the pot! Suddenly, I forgot all about my tired, weary arms. I could now climb mountains.

Then we had it on muffins. Needless to say, it’s “hidden” in the back of the fridge where I will obviously discover it multiple times per day just by coincidence. Did I mention it’s good on oatmeal? And by good on oatmeal I mean good on todo.

Anyway, there’s no need for me to re-write the recipe today. I’m not reinventing the wheel, just using a technique that has been explained wonderfully elsewhere. America’s Test Kitchen has a video and it helped me a lot.

The only thing I would add to their directions is to test your candy thermometre before you start. Just bring a pot of water to a boil and make sure that your thermometre reads about 212 F (the boiling point of water). Once you know it’s working properly, you can proceed with confidence. Oh and it’s also worth mentioning that you shouldn’t have any kids or pets around when making this. The syrup is extremely hot and dangerous so be careful. My last tip is to increase the heat fairly gradually from the start. I, of course, cranked the burner heat to MAX and it nearly boiled over sending me into a panicked frenzy (as if I wasn’t already). I’m sure the next time will go much more smoothly now that I know what to expect.

Una cosa más. Sketchie says hi. ….and stop bugging me when I sleep.

Have you ever tried maple butter before or made any type of candy at home?


Pure Maple Butter (also known as maple cream or the best spread on earth!)

You know when someone asks what you’d want to eat for your last meal? I never know what the heck to say. Umm, everything?! There are really so many foods I adore, such as this maple butter. To be honest, I’d love nothing more than a huge vat of maple butter on my death bed. Ok, and maybe some homemade almond milk to wash it down. I’d kindly ask someone to feed it to me with a big wooden spoon and I wouldn’t even worry about ruining my appetite or splitting my pants. What a glorious way to kick the bucket.

I’ve wanted to make maple butter since I had my first visit to a maple farm as a little girl. They sent us home with maple leaf candy (the start of a lifelong obsession) and I’d watch in awe with my classmates as the adults showed us huge pots of boiling syrup in the chilly Canadian outdoors. The best part was when they’d throw syrup onto the snow and it turned into big chunks of maple candy for us to eat. Us kids, of course, thought that was magic. Even though I was very young, this experience instilled a warm curiosity about food from nature and an interest in making things from scratch.

In case some of you aren’t familiar, maple butter (or maple cream) is pure maple syrup that has been boiled to a certain temperature, left to decrease in temperature, and then whipped/stirred like crazy for a good 30-35 minutes. This technique is hard-freaking-work, but I certainly don’t regret making it. I was thankful though that Eric helped me with the stirring. Every 5 minutes we’d switch so one person could rest and watch the other moan and complain about how long it was taking. Ok, ok, it was more like a 7 minute to 3 minute split, but who’s counting?

Twenty-five minutes into the 35-minute marathon stirring session, self-doubt crept in. I was seguro that it wasn’t brought to the right temperature or we didn’t use the right grade of maple syrup.

Eric, as always, shows me why I shouldn’t give up so easily. Not just with cooking, but with everything in life.

“Oh it will work, keep the faith.”

Right before my eyes, the shiny amber candy turned into a beautiful tan matte butter. It was the most rewarding, magical thing.

And then I got to lick the wooden spoon! And then scrape the pot! Suddenly, I forgot all about my tired, weary arms. I could now climb mountains.

Then we had it on muffins. Needless to say, it’s “hidden” in the back of the fridge where I will obviously discover it multiple times per day just by coincidence. Did I mention it’s good on oatmeal? And by good on oatmeal I mean good on todo.

Anyway, there’s no need for me to re-write the recipe today. I’m not reinventing the wheel, just using a technique that has been explained wonderfully elsewhere. America’s Test Kitchen has a video and it helped me a lot.

The only thing I would add to their directions is to test your candy thermometre before you start. Just bring a pot of water to a boil and make sure that your thermometre reads about 212 F (the boiling point of water). Once you know it’s working properly, you can proceed with confidence. Oh and it’s also worth mentioning that you shouldn’t have any kids or pets around when making this. The syrup is extremely hot and dangerous so be careful. My last tip is to increase the heat fairly gradually from the start. I, of course, cranked the burner heat to MAX and it nearly boiled over sending me into a panicked frenzy (as if I wasn’t already). I’m sure the next time will go much more smoothly now that I know what to expect.

Una cosa más. Sketchie says hi. ….and stop bugging me when I sleep.

Have you ever tried maple butter before or made any type of candy at home?


Ver el vídeo: Bizcocho de Jarabe de Arce y Pecanas Recetas Caseras (Noviembre 2021).